Autor: Marco Antonio Karam

Desde mi temprano encuentro con la cultura y espiritualidad tibetana, tuve el deseo de conformar una institución dedicada a la difusión y preservación de la extraordinaria civilización del techo del mundo, hoy genuinamente amenazada por la extinción.