Material Noticia Tony Karam Video

Entrenamiento mental en siete puntos

El “Lo jong don dun ma” o entrenamiento mental en siete puntos de Chekawa Yeshe Dorye (1102-1176 A.D.), es sin duda alguna una de las obras maestras del género literario conocido en Tíbet como Lo jong o transformación mental. Esta clase de literatura, diseñada para purificar a nuestra conciencia de todo género de emociones y actitudes perturbadas, así como percepciones fantasiosas de la realidad, tuvo su origen dentro de la escuela Kadampa (bka’gdams pa), una de las más antiguas tradiciones espirituales tibetanas, fundada en 1057 por Drom ton Gyal we Jung ne con base en las enseñanzas del prominente maestro indio Dipamkarashrijñana, mejor conocido como Atisha (986-1054 A.D.). Este extraordinario y polifacético erudito y adepto budista fue una de las figuras más prominentes de la etapa conocida como la de la segunda transmisión del Budismo al Tíbet la cual se llevó a cabo entre los siglos X y XI A.D.


I. Los preliminares, la base de la práctica del Darma

Primero entrénate en los preliminares.

II. El entrenamiento en la mente despierta, la práctica principal

A. El entrenamiento en la mente despierta absoluta

Entrénate en ver a todos los fenómenos como similares a un sueño.

Examina la naturaleza de la conciencia no nacida.

También el remedio se libera en su propio lugar.

Coloca tu mente en el fundamento de todo, el verdadero sendero.

Durante los intervalos, sé un conjurador de ilusiones.

B. El entrenamiento en la mente despierta convencional

Entrénate en los dos, dar y tomar, de manera alterna.

Monta a los dos en tu aliento.

Hay tres objetos, tres venenos y tres raíces de virtud.

En todas las acciones, entrénate mediante las palabras.

Comienza la secuencia de tomar contigo mismo.

III. Transformar las condiciones adversas en  el sendero a la iluminación

Cuando el mundo y sus habitantes hiervan en la negatividad, transforma las condiciones adversas en el sendero a la iluminación.

Dirige toda culpa a una sola fuente.

Contempla la gran bondad de todos los seres.

Meditar en las percepciones confusas como los cuatro cuerpos de un buda, es la protección insuperable de la vacuidad.

Las cuatro prácticas son el método más excelso.

Aplica la práctica a lo que sea que surja.

IV. Aplicar la práctica a toda la vida

En pocas palabras, esta es la esencia de la instrucción:

Aplícate a los cinco poderes.

Ya que el método mahayana de la transferencia es sólo los cinco poderes, su práctica resulta vital.

V. La medida de haber entrenado la mente

El propósito de todas las enseñanzas converge en un solo punto.

De los dos testigos, confía en el principal.

Cultiva constantemente sólo una mente feliz.

Si es posible hacer esto incluso al estar distraído, te has entrenado.

VI. Los compromisos del entrenamiento mental

Entrénate constantemente en los tres principios básicos.

Transforma tus actitudes, pero continúa siendo como eres.

No hables sobre los defectos [de los demás].

No reflexiones en las limitaciones de otros.

Trabaja primero con la mayor de tus aflicciones.

Desecha toda expectativa de resultados.

Abandona todo alimento envenenado.

No mantengas una lealtad inadecuada.

No arremetas en venganza.

No te ocultes en una emboscada.

No lances un golpe al corazón.

No coloques la carga de un dzo sobre un buey.

No seas competitivo.

No abuses de esta [práctica] como si fuera un rito.

No conviertas a los dioses en demonios.

No busques la desdicha de otros como un medio hacia la felicidad.

VII. Los preceptos del entrenamiento mental

Haz todo con una sola intención.

Supera todas las adversidades con un solo remedio.

Hay dos tareas por emprender: una al principio, otra al final.

Sé paciente con cualquiera de los dos que surja.

Protege los dos, incluso a costa de tu vida.

Entrénate en las tres dificultades.

Adopta las tres condiciones principales.

Cuida que no se degenere ninguno de los tres.

Posee los tres factores inseparables.

Entrénate con imparcialidad.

Tu entrenamiento debe ser profundo y abarcarlo todo.

Entrénate constantemente en lo más evidente.

No dependas de otras condiciones.

Practica ahora lo más importante.

No apliques un conocimiento inapropiado.

No seas inconsistente.

Entrénate con decisión.

Libérate mediante los dos: la investigación y el análisis detenido.

No presumas de tus buenas acciones.

No tengas un mal carácter.

No seas voluble.

No esperes gratitud.

Conforme proliferan las cinco degeneraciones,
esta práctica, la esencia del néctar de las instrucciones que vienen de Serlingpa,
transforma [cada suceso] en el sendero a la iluminación.

Movido por mis aspiraciones pasadas,

He desafiado la trágica historia del sufrimiento

y seguido las instrucciones para domar
el aferramiento a mi identidad.

Ahora, incluso si llegara la muerte,

no tengo remordimientos.


Versión al español basada en la traducción de Thubten Yinpa, ajustada según la versión tibetana de Jamgon Kongtrul y su traducción, The Great Path of Awakening, de Ken McLeod. Traducida al español por Casa Tíbet México.

©2017 Casa Tibet México – Todos los derechos reservados

Este documento es material didáctico propiedad de Casa Tíbet México.


  1. Nunca se extinguirá esta filosofía…

Escribe un comentario

%d bloggers like this: