Artículo Noticia

Se solicitan héroes

Foto: Guanyin (Kuan-yin), China, finales del siglo XIV-XV. Esta es la última escultura de laca seca de la dinastía Ming, una representación del bodhisattva Guanyin, un ser iluminado y venerado en el budismo chino como una encarnación de la compasión. Walters Art Museum.


En tiempos de guerra son necesarios corazones en paz, mentes abiertas y con entereza para poder vivir en un mundo lleno de violencia, odio, fanatismo; para no generar rencor en nuestro fuero interno. En la lógica mundana que siempre damos por sentada y como cierta, pensamos que el más fuerte es aquel que no teme a nada, que conquista a sus enemigos sin piedad, que siempre está en lo cierto, que tiene poder sobre lo demás y sobre las circunstancias. Aquel que llega a la cima no le importa cómo llegar, si no estar ahí. De manera casi mágica el logro parece lavar el camino y lo que hizo y dejó allí. Así que es posible preguntarnos como individuos, como miembros de esta civilización: ¿vale la pena el precio que estamos pagando —y que pagarán en el futuro otros— por los logros que tenemos?

La lógica del budadarma, como dice Tony Karam, corre a contra pelo de la del mundo. Esto no significa que sea ilusa, simplona, necia, ni que tampoco se ponga en un papel santurrón, subiéndose a un escalafón moral superior condenando al mundo. La enseñanza del Buda hace una apuesta arrojada, pone todo en una realidad: el ser humano tiene bondad fundamental, ésta es la esencia de la humanidad. Es con esta apuesta, que pone en tela de juicio al mundo actual: sí la naturaleza del ser humano es la bondad fundamental, entonces esta realidad que estamos viviendo es un engaño. La prueba de este engaño es la profunda infelicidad que genera nuestro mundo. Si fuéramos felices llevando las vidas que tenemos ahora, no sufriríamos tanto, cuando la pelea terminase, estaríamos satisfechos con las batallas. 

Si queremos entrenar en nuestra bondad fundamental y convertirnos en guerreros que derrotan al engaño y a la ilusión, podemos seguir el camino del Héroe Espiritual, el Bodisatva, cuyo legado se encuentra codificado en el Camino de Vida del Bodisatva de Lama Atisha; el cual será enseñado por el ilustre Aryen Rimpoche. Este texto es el pináculo del pensamiento budista Indio, el cual nos enseña a hacer a nuestro corazón y mente uno lleno de amor valeroso, de compasión altruista, de alegría llena de fortaleza y de una ecuanimidad que le da entereza a nuestro ser. Es gracias a este camino que podemos aprender primero a liberar al mundo de nuestra mentalidad agresiva y auto centrada, que envenena nuestra percepción y así aprender a sanar al mundo de las toxinas mentales que plagan la existencia del ser humano.

Este camino nos ayudará —si nos decidimos a seguirlo honestamente— a desarrollarnos como un héroe espiritual capaz de transformarse a sí mismo y al mundo en la mejor versión de sí mismo, ya que haremos la bondad fundamental la base de nuestra naturaleza, que es la que compartimos todos los seres vivientes.


Da clic en la imagen para encontrar mayor información sobre el seminario que impartirá Anyen Rinpoché.

Conferencia: Sanando para sanar al mundo

Escribe un comentario

%d bloggers like this: