Noticia

Un viaje espiritual a la India

Del 20 de Enero al 5 de Febrero de 2018, haremos un peregrinaje muy especial a la India y Nepal, bajo la guía de Ven Guru Gyaltsen del monasterio de Pema Tsal de nuestro querido maestro Kempo Pema, quien será traducido por Alan Murillo, instructor de Casa Tíbet México.


India, un enorme y vasto territorio al que hoy se le llama un subcontinente. Desde los majestuosos Himalayas en el norte, con sus sencillos asentamientos y remotos monasterios, hasta la punta Kanyakumari, donde tres océanos se encuentran, unos tres mil kilómetros al sur. Desde los grises y dorados desiertos del Rajasthán, la frenéticamente cultivada cuenca del Ganges, y las plantaciones de té en muchas de sus colinas, hasta sus bosques de bambú y pantanos del este, las junglas tropicales del sur y las enormes llanuras del centro, adornadas por millones de girasoles. La India es un territorio de una diversidad enorme, de alrededor de 3.3 millones de kilómetros cuadrados.

En India habita cerca de la quinta parte de la población mundial, en un territorio tan extenso como el de la Comunidad Europea, y con una diversidad que rivaliza con la de cualquier continente. Los murmullos de cinco mil años de historia se escuchan por todos sus rincones, desde los Arios, los Griegos, los Turcos, los Afganos, los Mogules, los Portugueses, los Holandeses, los Franceses, y los Ingleses…y sin embargo la lista de quienes han llegado a sus costas durante milenios, sería interminable. India constituye un universo en donde las distintas estructuras sociales y religiosas que le dan su identidad nacional permanecen intocados, a pesar de 4000 años de invasiones, epidemias, sangrientas purgas religiosas, rebeliones políticas y muchos cataclismos más.

La intrincada relación de la religión y sus ritos con todos los actos de la vida cotidiana de la población, difícilmente se encuentra en otros sitios del orbe. India vio nacer a dos de las grandes religiones universales, el Hinduismo y el Budismo, así como el Jainismo, además de albergar a muchos otros cultos y devociones.

Es justamente en el territorio al norte de la India, donde hace aproximadamente 25 siglos se gestó una de las grandes revoluciones espirituales, la iniciada por Siddharta Gautama, el Buda histórico, quien nace hacia 570 A.C. en el actual sur del Nepal, en el antiguo reino de Kapilavastu.  Siddharta renunció al reino de su padre y a la vida palaciega para buscar la verdad y obtener la definitiva liberación del sufrimiento mundano. Lo consigue seis años después bajo una higuera en la actual ciudad de Bodhgaya, en el norte de la India, al obtener el estado de un “Buddha” o ser despierto. Es así que el Buda logró ver la realidad tal cual es… la liberación de las circunstancias que aprisionan a una vida mundana: la ignorancia, el apego y la aversión. El resto de sus 80 años de vida lo pasó compartiendo su sabiduría con todo tipo de personas. 

Es en el territorio que hoy es la India, donde el Buda protagonizó la mayoría de los eventos históricos que marcaron su vida, y la del budismo en general. Numerosos peregrinos recorren y visitan todos los años los lugares más importantes durante la vida del Buda, como son el de su nacimiento en Lumbini, el de su iluminación en Bodhgaya, el de sus primeras enseñanzas en Sarnath, el de especialisimos episodios de enseñanzas en Raijir y Vaishali, y el lugar de sumuerte y paso al Nirvana en Kushinagar.

Otro sitios muy frecuentes de peregrinaje los han constituido también aquellos donde se desarrollaron eventos auspiciosos e importantes durante la vida del Buda, o donde la tradición dice que se encuentran reliquias del Buda, o se llevaron a cabo hechos milagrosos, míticos o reales.

Asimismo constituyen sitios de peregrinaje aquellos lugares donde se desarrolló el Budismo en sus primeros años y en algunas épocas de su gran desenvolvimiento, como por ejemplo, los lugares visitados por el gran rey Ashoka y sus discípulos en el siglo III de nuestra era, quienes dejaron reliquias del Buda en innumerables stupas y monumentos por todo el Industán y el Sudeste Asiático.

Fue de India desde donde el Budismo se propagó a distintos países del Asia, como China, Tibet, el Sudeste Asiático, llegando hasta Java en lo que hoy es Indonesia.

El Budismo de India fue seriamente menguado tras las invasiones musulmanas de los siglos X al XII, sin embargo hoy día siguen existiendo numerosos practicantes en este país, así como los más preciados  e inspiradores sitios que tienen que ver con la vida de Siddharta Gautama, el Buda histórico. La India sigue siendo indudablemente el sitio de peregrinaje por excelencia para los practicantes budistas.


+Información da clic en la imagen:

Peregrinaje en India

  1. Carlos Pérez Gaytán

    ¿Podrían describir un poco más las actividades de peregrinaje que se harían y los sitios que se visitarían?

Escribe un comentario

%d bloggers like this: