84mil Citas

No le eches la culpa al aire

Foto: El poeta Allen Ginsberg meditando acostado.

“Podemos culpar a la organización; podemos culpar al gobierno; podemos culpar a la policía; podemos culpar al tiempo; podemos culpar a los alimentos; podemos culpar a las carreteras; podemos culpar a nuestros propios automóviles, a nuestra propia ropa; podemos culpar a una variedad infinita de cosas. Pero somos nosotros los que no soltamos, los que no desarrollamos suficiente calidez y simpatía…, y eso es lo que nos hace problemáticos. Así que no podemos echarle la culpa a nadie”.

Fragmento de Chögyam Trungpa, Training the Mind and Cultivating Loving-Kindness (Boston: Shambhala Publications, 2003), pág. 43. [El entrenamiento de la mente y el cultivo de la bondad. Editorial Troquel, 1997.]

Escribe un comentario

%d bloggers like this: