• Nacido en la Ciudad de México en 1961.
  • Realizó sus estudios como traductor profesional en el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores, en la Ciudad de México y se ha dedicado por 25 años a la traducción de documentos legales, financieros, técnicos.
  • Como parte del equipo de traducción de Casa Tíbet ha traducido al español diversos libros sobre budismo: Budismo con actitud de Alan Wallace, Buddhism with an Attitude; Esplendor iridiscente, las memorias de Tulku Urgyen Rinpoche; así como la Autobiografía de Gueshe Lhundup Söpa, además de numerosos textos y enseñanzas para Casa Tíbet México. 
  • Estudiante de Casa Tíbet desde 1998, forma parte del grupo de instructores bajo la guía e instrucción de su maestro principal, Marco Antonio Karam, fundador y director de Casa Tíbet México.
  • Como estudiante de dicha institución ha recibido enseñanzas sobre la teoría y práctica de las enseñanzas budistas, fundamentalmente el estudio y análisis de la conciencia y el cultivo del potencial humano con base en los valores trascendentales, a fin de desarrollar una vida más significativa en beneficio de otros seres y de uno mismo.
  • Durante este tiempo ha asistido a retiros breves, a seminarios y enseñanzas de grandes maestros de la tradición budista tibetana, como Gueshe Sopa, Gueshe Thabke, Khenpo Pema Wangdak, Alan Wallace, Matthieu Ricard, el Dr. Jeffrey Hopkins, Khandro Rinpoché, Marcia Dechen Wangmo, entre otros.
  • Del 2008 al 2012 fue parte del proyecto editorial en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) como traductor en el Departamento de Innovación Educativa y Pensamiento Crítico, traduciendo cuatro libros sobre estos temas.
  • Actualmente coordina el Comité Editorial de Casa Tíbet México y es director editorial de la revista trimestral de desarrollo humano 84 Mil – Palabras que despiertan.
  • Tiene dos hijos y cuatro gatos a su cargo.
Rodolfo Ochoa Aduna dice:

MAESTRO ALAN MURILLO S.
Buenos días, disculpe que distraiga su atención a través de este medio. Mi nombre es Rodolfo Ochoa y fui muy amigo de Luis Alfonso Murillo Saldaña, tuve el privilegio y el honor de conocer a Doña Helen y a Don Alfonso. Hace más de 10 años cambie mi residencia de Cd. satélite a provincia y perdí todo contacto con “Poncho”, así le hemos llamado cariñosamente.
Si por casualidad Ud. fuese su hermano (no tuve el gusto de conocerlo a Ud. porque , según recuerdo, Ud. estaba viviendo en Canadá)mucho, en verdad, mucho le agradecería le pudiera pasar mi correo electrónico a fin de que pudiera tener contacto nuevamente con él. Si Ud. no fuese su hermano, le ofrezco una disculpa y le pido haga caso omiso a este mensaje.
Soy Rodolfo Ochoa y mi correo es roa_cela@hotmail.com
Perdone que le distraiga por este medio, pero no he encontrado la manera de contactar a Alfonso. Nuevamente mucha gracias y buen día.

%d bloggers like this:
Abrir la barra de herramientas